El llamado a la unidad

Destacada,En Portada,Escenarios / El llamado a la unidad


AUTOR. Regina García Lozano


Escenarios

El panorama para el priismo a nivel nacional, parece no pintar tan bien como el que se dibuja dentro del Estado.

Las decisiones tomadas por el presidente de la república de extracción priista al inició el año, para muchos parecen no ser las más acertadas, pues pegaron directamente a los bolsillos de los mexicanos y al priismo, que es quien pagara las consecuencias directas de ello en las próximas elecciones.

A nivel Estatal, el cambio de gobierno, presidencias municipales y diputaciones locales, ha traído numerosos cambios y reordenamientos dentro de los partidos políticos, administraciones locales y gobierno del Estado.

Ningún partido está exento de las transformaciones y hemos sido testigos de algunos y de otros que tratan de perpetuarse para beneficiar al grupo político al que pertenecen o seguir disfrutando del poder que les ofrece el cargo.

La metamorfosis parece llegar al PRI de la posible mano de Florentino Domínguez, quien llegaría a la dirigencia sin obstáculo alguno y con el respaldo de los grupos, organizaciones, presidentes municipales y diputados priistas.

La disciplina que caracteriza a los priísta nuevamente hizo gala en el registró de su futuro dirigente, dejando claro a sus oponentes que tras las elecciones tuvieron tiempo suficiente para dirimir cualquier inconveniente que los hubiese enfrentado, algo que sin duda seguirá causando envidia entre el resto de los partidos políticos, que han ventilado abiertamente las diferencias que provoco el proceso electoral 2016 y hoy tratan de aparentar una imagen de unidad, para atraer la simpatía de los ciudadanos.

El mensaje de Domínguez, refiere el panorama que se vive dentro del Estado, donde el PRI es la primera fuerza política, que con escenarios adversos siguen siendo un partido altamente competitivo, con una estructura sólida, sin olvidar que su fortaleza se encuentra en la unidad, por eso el llamado a la unidad, la cual debe seguir siendo una prioridad.

Pero no sólo la unidad jugará un papel prioritario, el trabajo que Florentino Domínguez tendrá que realizar al frente de la dirigencia del PRI, deberá estar basado en el dialogo con los diversos grupos que conforman el priismo local, pues las candidaturas a diputados locales, federales y senadores, podrían dividir irreparablemente la fortaleza que une y caracteriza al priismo, desplazándolos del primer lugar como fuerza política dentro del Estado.

El reto está sobre la mesa, con dos ventajas, la primera que tiene todo 2017 para lograr acuerdos y consensos con la base, organizaciones y grupos; que de cara al 2018 muestren un partido fortalecido y en unidad, algo que sin duda los coloca en ventaja sobre aquellos partidos que tiene pendiente sus renovaciones en las dirigencias, pues acorta el tiempo para lograr la tan anhelada unidad, pieza clave en los triunfos.

mg0607806@gmail.com
f/
t/ @