AnunciosAnuncios

Confirman canonización de niños mártires de Tlaxcala para el 15 de octubre

Centro,Destacada,Locales / Confirman canonización de niños mártires de Tlaxcala para el 15 de octubre


AUTOR. Elvia Mardoña Santiago Rivas


Después que el Papa Francisco analizó las acciones y vida de los tres mártires de Tlaxcala ya dieron a conocer que en una ceremonia en el Vaticano el 15 de octubre será la canonización

Confirman que la canonización de Cristóbal, Antonio y Juan, los reconocidos “Niños Mártires de Tlaxcala”, quienes fueron asesinados por sus propios padres al defender sus creencias en lo que actualmente conocemos como la fe cristiano-católica entre 1527 y 1529, serán canonizados el próximo 15 de octubre del 2017.

“La fecha se confirmó en la reunión que el Papa Francisco mantuvo con los cardenales durante el Consistorio Ordinario Público para la Canonización de los Beatos. Cristóbal, Antonio y Juan fueron beatificados el 6 de mayo de 1990, en la Basílica de Guadalupe de Ciudad de México, por San Juan Pablo II”.

De acuerdo a los datos históricos con los que se cuenta en la actualidad, señalan que Cristóbal nació en Atlihuetzia, en el actual estado mexicano de Tlaxcala, en el entonces Virreinato de Nueva España. Fue hijo del cacique Acxotecatl. Su educación se debió a la labor evangelizadora que los frailes franciscanos realizaban en la región entre los años 1524 y 1527.

Después de recibir el bautismo, trató de que su familia iniciaran un camino de conversión y que abandonaran la adoración de los ídolos. Este compromiso de Cristóbal por la conversión de su familia provocó el rechazo de su progenitor, que no dudó en responder con ira ante su hijo. Siendo así, el factor que detonara la ira de su padre y lo asesinó.

Murió a las 12 años al no ser capaz de recuperarse de los golpes y quemaduras sufridas. Tras su muerte, sus restos se enterraron en el antiguo convento de San Francisco, que en la actualidad es la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción de Tlaxcala. Sus restos se enterraron en el antiguo convento de San Francisco, que en la actualidad es la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción de Tlaxcala.

Con la misma suerte, Antonio y Juan nacieron en la localidad de Tizatlán, señorío de Taxcala. Al igual que Cristóbal, fueron educados por los franciscanos, aunque luego su formación la continuaron los dominicos. Los niños trataron de erradicar la adoración de ídolos en su pueblo y en las aldeas de los alrededores. Sin embargo, fueron descubiertos por pobladores de Cuautinchán, en Puebla, tratando de poner fin a la idolatría y, como venganza, los golpearon hasta matarlos.

mardito_elvi@hotmail.com
f/
t/ @